28 abr. 2011

La barrera del miedo

En su día leí esta novela de Isaac Rosa (El país del miedo, 2008, Seix Barral) esperando una evolución, o al menos una continuación, una especie de mantenimiento, de la deriva formal apreciable en El vano ayer y en la remasterización de La malamemoria. No fue así, y lo que acabé consumiendo, con bastante rapidez, fue un ensayo amenizado de ficción sobre el catálogo de miedos contemporáneos que asedian al ciudadano de clase media. Un ensayo en cierto modo psicológico; digo esto seguramente condicionado por haber leído que Rosa

25 abr. 2011

La critica definitiva al Yates de Lin


19 abr. 2011

Literatura bebible

Hace un par de meses, quizá menos, recibí un mail en el que se me invitaba a colaborar en una revista de crítica literaria de nueva creación. La lista de nombres de posibles colaboradores que incluía estaba llena de stars, algún/a superstar, un par de supernovas, una pandilla de gamberros estudiosos de la cosa literaria y el intruso necesario en toda lista así que era yo. Intuían o sabían los emisores de aquel mail algo de mí mismo que yo desconocía. Dudé un par de días que entretuve con el habitual cachondeo, a cuyo término decidí aceptar y así se lo comuniqué a los organizadores de la revista.

18 abr. 2011

Lectura Dublinesca


Pág. 15
los cinco elementos que consideraba imprescindibles en la novela del futuro […]: intertextualidad; conexiones con la alta poesía; conciencia de un paisaje moral en ruinas; ligera superioridad del estilo sobre la trama; la escritura vista como un reloj que avanza.

16 abr. 2011

Las niñas perdidas

“Me han dicho que usted mata.”
Las niñas perdidas, pág. 10.

¿Qué dice un violador
y pederasta
en medio de un desastre?
Las mujeres y los niños
primero.
Cosecha propia


14 abr. 2011

Tratando de Anatomía

En el vademécum literario Mímesis y simulacro, de Juan Francisco Ferré, se incluye un ensayo titulado Cero a la izquierda (pp. 209-227) en el que el autor analiza el discurso político en la narrativa española contemporánea, sirviéndose para ello de cuatro novelas dispares: Francomoribundia, de Juan Luis Cebrián; El vano ayer, de Isaac Rosa; El lado frío de la almohada, de Belén Gopegui; y Anatomía de un instante, de Javier Cercas. No he leído el texto de Cebrián y el de Gopegui, aun perteneciendo a una autora que respeto, me pareció excesivamente diáfano

12 abr. 2011

Literatura de Barrio

La literatura es una mierda
Roberto Bolaño

Cuando el sábado escribí Dictadura y Literatura (texto) omití adrede la imposición que ejerce cierto amplio sector de la cosa literaria en, me atrevo a afirmar, el mundo entero y no solamente en este país. Me refiero a las Instituciones a ellas les gusta verse escritas empezando con mayúscula...—. El asunto da para varias páginas e incluso para, en manos de algún avezado imitador de Vila-Matas que no soy yo, toda una teoría completa.

9 abr. 2011

Escribir que escribe quien es escrito por quien a su vez lo fue y casi lo borran

Os voy a contar algo pero tenéis que prometerme que no se lo diréis a nadie, ¿de acuerdo? Se trata de lo siguiente: desde hace pocos años, quizá tres o puede que cuatro, no me acuerdo, vengo leyendo a Flann O'Brien. Primero compré un par de novelas suyas, La boca pobre y La vida dura, en una tienda de libros de segunda mano; ediciones ambas del Círculo de Lectores si no recuerdo mal aunque mi memoria está hecha un asco. Quedé subyugado o fascinado o algún otro participio florido y ñoño que

8 abr. 2011

Dictadura y Literatura

Al igual que la belleza perfecta, que no existe, y que la maldad absoluta, que aún está por verse y sufrirse, la democracia total es una quimera: cualquier orden vital que se presuma democrático no es sino la suma de pequeñas y grandes dictaduras, de mayores y menores absolutismos, de imposiciones de hecho y por derecho. La literatura, al fin y al cabo creación humana y por ello imperfecta, no es ajena a la política, cabiendo distinguir en ella (en su interior como en sus aledaños, en sus actores como en sus observadores) un reflejo exacto de los modos de comportamiento

1 abr. 2011

BerryLeaks

El pasado domingo a las 21:30 escribí en mi muro de facebook: “Desde hace unos días recibo mails enviados en marzo de 2009, todos ellos referentes a una reunión virtual que debió tener lugar en esa fecha y que finalmente no se celebró. No he contestado ninguno porque me inquieta de cuándo podría recibir una posible respuesta”. Comoquiera que estas dos frases generaron, sin pretenderlo, cierta actividad discursiva y un moderado número de clics, voy a ampliar la información para quien pudiera interesarle.
Thomas Pynchon

El maestro

David Foster Wallace

Un discípulo aventajado

Entrevista en origen

A modo de evangelio

Hermano Cerdo

Sigueleyendo

Revista de Letras

Jot Down Cultural Magazine

Suomenlinna

Javier Calvo

Correspondencias

Hugo Abbati

Las teorías salvajes

Pola Oloixarac